Blog

Un repaso televisivo por el considerado “contenido femenino”

¿Qué nos gusta ver a las mujeres en televisión? Si pensabas que iba a responderte a esta pregunta, estás equivocado.

Como bien se dice, “para gustos, colores”, y es que a lo largo del tiempo se ha creado una amplia variedad de programas destinados a mujeres. Se trata de repertorios ajustados a períodos concretos y en los cuales la mujer ejercía un rol muy diferente al actual. En definitiva, espacios que nos provocarían, cuanto menos, indignación si los emitieran ahora. 

Antes de mencionar algunos ejemplos, me pregunto: ¿Qué es el contenido femenino? Está claro que ha evolucionado, pero ¿para bien o para mal? Dentro de los tantos formatos que se han hecho para mujeres en televisión, algunos de los más codiciados han sido: programas de variedades, de citas y espacios de corazón, ¿cómo eran algunos de ellos?

Hay que tener en cuenta que desde los orígenes de la televisión el papel de la mujer ha estado ligado a una realidad social

Hay que tener en cuenta que desde los orígenes de la televisión el papel de la mujer ha estado ligado a una realidad social. Una realidad que vista con ojos actuales no gusta nada. En este caso hablamos de contenido para mujer, en los que la misma, es un mero objeto de disfrute:

  • Tutti Frutti (1990-1992)

Era un programa de variedades emitido en Tele 5 allá por los 90 que convirtió a mujeres en bikini en señal de identidad del canal. El fenómeno de las mamachicho despertó furor en estos años, ¿realmente nos gustaba vernos en bikini bailando por todo el plató? Fuera como fuese, todo el mundo estaba encantado con estas mujeres, o eso parecía. Sin embargo, no quiero imaginar qué pasaría si lo emitieran ahora.

  • Las noches de tal y tal (1991)

Una propuesta veraniega emitida cada noche que abarcaba entrevistas, actuaciones, clásicos del cine… pero eso no era lo más relevante. El programa lo presentaba Jesús Gil, alcalde de Marbella por aquel entonces. Aparecía rodeado en un jacuzzi de modelos en bikini, todas muy alegres de pegarse un chapuzón con este hombre tan “sofisticado” cada noche.

Las mamachicho (Tutti Frutti, Tele 5)
Jesús Gil presentando Las noches de tal y tal (Tele 5, 1991)

¡Ay las citas! Otro formato ligado a la mujer por antonomasia, ¡qué daño nos ha hecho el amor romántico!

  • Su media naranja (1990 – 1996)

En este caso, se trata de un concurso de citas en el que tres parejas concursan por ver cuál de ellas tiene más compenetración. Consistía en responder preguntas y coincidir en cada respuesta. Ahora bien, vaya preguntas y vaya respuestas. En fin, es mejor que lo veáis:

 

Y por último, programas de cotilleo. El corazón, un género que tampoco ha evolucionado mucho, pero que nos han asignado siempre.

  • Blablabla (1981, 1983)

Incluía reportajes, entrevistas a celebrities y mucha prensa rosa.  Es considerado uno de los primero programas de ese género. La verdad, es que acostumbrados a los actuales programas de corazón no va a sorprendernos mucho. No obstante, muchas de sus imágenes hoy serían un meme, empezando por su cabecera, ¡qué manía con pasear a mujeres en bikini!

La pequeña pantalla siempre ha tenido un papel esencial a nivel social, sobre todo, a la hora de crear valores y generar visiones sobre el mundo. Tras ver los ejemplos anteriores, ¿realmente hablamos de contenido femenino? La historia, la ciencia, el deporte, los viajes… ¿no lo son? Quizás no se trate solo de generar otro tipo de contenido femenino para la mujer, sino de quitar la etiqueta a aquellos que un día lo fueron, pero que hoy, también lo son para el hombre.